Category Archives: SINCRETISMO

INFLUENCIA DE LOS GOBIERNOS LIBERALES Y CONSERVADORES EN LA ARQUITECTURA CIVIL DE GUATEMALA

Elige compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

INFLUENCIA DE LOS GOBIERNOS LIBERALES Y

CONSERVADORES EN LA ARQUITECTURA CIVIL

DE GUATEMALA DURANTE LOS AÑOS 1700 Y 1800

 

Fernando Mollinedo C.

licmollinedo@guatehistoria.com

 

La historia política de Guatemala, a partir de 1823 hasta 1944, nos muestra tres grandes períodos de tiempo, durante los cuales fue gobernada por grupos de personas que se identificaron con las corrientes ideológicas predominantes en sus épocas.

La ideología liberal en Guatemala, fue aplicada por los primeros gobernantes durante quince años,(1823 a 1838)tuvieron como objetivo la consolidación de un modelo republicano para el país y la unión de los países centroamericanos.

Los conservadores a partir de 1838  durante treinta años, (1838 a 1871 aplicaron el sistema político y administrativo de estilo o corte colonial.

En 1871, la revolución liderada por Miguel García Granados, asumió el gobierno de Guatemala, y durante setenta y tres años ejercieron el poder, (1871 a 1944).

Elige compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

BICENTENARIO DE LA CATEDRAL METROPOLITANA 2015

Elige compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

HISTORIA…

BICENTENARIO DE LA CATEDRAL METROPOLITANA

                                                                                   Lic. Fernando Mollinedo C.

A pocos días de conmemorarse un aniversario más del inicio de la construcción del Templo Católico Mayor en Guatemala es grato compartirles algunos datos relevantes para comprender el origen y acontecimientos acaecidos durante su proceso de construcción y su categoría como Catedral Metropolitana de Guatemala al cumplir 200 años. Así mismo se proporciona información de las múltiples personas que intervinieron en forma directa e indirecta en su diseño, construcción y decoración de esta obra.

El concepto de Catedral Metropolitana; obedece a que es el templo en donde reside un Arzobispo o un Obispo, y su categoría de Metropolitana es asignada por estar ubicado en la capital del país; el Arzobispo posee la mayor jerarquía de la iglesia católica en Guatemala y de él dependen administrativamente los obispados y parroquias de todo el país.

“La Bula de su santidad Benedicto XIV fue la coronación de las aspiraciones y los trabajos de los guatemaltecos, que este expediente historia. Al instituir a La Santa Iglesia Catedral de Guatemala como metropolitana, le dió por sufragáneas, atendido el común deseo, las diócesis de Chiapas, Comayagua y Nicaragua, es decir, la extensión total y congruente de la tierra del istmo centroamericano…” (Documento pontificio relativo a materia de fe o de interés general, concesión de gracias o privilegios o asuntos judiciales o administrativos, expedido por la cancillería apostólica y autorizado por el sello de su nombre u otro parecido estampado con tinta roja.)

A continuación conoceremos fechas, nombres y vicisitudes ocurridas durante los diferentes gobiernos eclesiásticos y políticos durante el desarrollo de tan magna obra.

En el mes de julio de 1777 Marcos Ibáñez llegó a Guatemala por nombramiento del rey Carlos III para que tomara la dirección de las construcciones en la nueva ciudad.

Un año después se recibió la cédula real en la que se dispuso: “que los gastos de la construcción de la Catedral serían pagados directamente de los sobrantes del Ramo de Vacantes Mayores y Menores, adicionándoseles el 10% de los fondos de todas las cofradías aprobadas y reconocidas”

En el mes de noviembre (1778) el arquitecto Marcos Ibáñez entregó los planos del futuro templo al Cabildo Eclesiástico, que designó a los carpinteros Javier de Gálvez y Vicente Santa Cruz el modelo en madera (maqueta) sin embargo, en el Ayuntamiento, el Fiscal de la Real audiencia no autorizó el proyecto por su elevado costo y fueron remitidos al Consejo de Indias en España; ordenó al Arquitecto Ibáñez la realización de otro plano cuya obra no excediera de los 200,000 pesos.

Marcos Ibáñez construyó su propia casa, donde en una habitación específica para sus trabajos delineó y numeró los lotes y manzanas para la estructura de la nueva ciudad, para luego medirlos con la ayuda de Sebastián Gamundi; iniciando con la Plaza Mayor, el predio de la Catedral y la Plazuela del Sagrario.

El 6 de noviembre de 1779 por medio de Real Cédula fueron aprobados los planos de la Catedral llegando tal noticia a Guatemala tres meses después, en febrero de 1780. Pero… Cayetano Francos y Monroy deseaba que la estructura fuera con bóvedas de madera y entró en polémica con el arquitecto Ibáñez quien alegó que sus planos estaban realizados bajo las condiciones y reglas del arte ya estaban autorizados por el Rey.

Sin embargo y en un claro abuso de poder, el Capitán General del Reino de Guatemala, Matías de Gálvez, ordenó al maestro albañil José Arroyo y al carpintero Juan de Dios Vásquez la “revisión” de los planos de Ibáñez; el resultado fue la re elaboración de los planos previa satisfacción del Arzobispo Francos y Monroy quien a finales del mes de febrero de 1781 ordenó el inicio de los trabajos de construcción.

En un ambiente de pompa y con la presencia de las autoridades militares, civiles y religiosas fue colocada la primera piedra de la Catedral el día 25 de julio de 1782 día del Apóstol Santiago; con los trabajos de nivelación del terreno y almacenaje de materiales, se procedió a la construcción de alcantarillado y atarjeas (palabra de etimología discutida; árabe at-tarhiyya, la vía de los excrementos. Caja de ladrillo con que se visten las cañerías para su defensa. Conducto o encañado por donde las aguas de la casa van al sumidero).

Los túneles (pasajes de ladrillo y buena iluminación natural les dan apariencia de túneles, éstos entroncaron con los desagües en varias direcciones. El 13 de agosto de 1783 se iniciaron los trabajos de cimentación para las criptas, paredes y columnas.

Marcos Ibáñez renunció (octubre 16783) a seguir trabajando en la obra pues la iglesia no pagó el valor de su trabajo; ocupó su lugar al Delineador Antonio Bernasconi quien dos años después falleció por una pulmonía. Ante la fatalidad, fue nombrado el señor Sebastián Gamundi quien en los siguientes tres años completó la construcción de las criptas, los cimientos de columnas que sostendrían las tres naves y se principió a construir paredes y contrafuertes.

De nuevo la construcción de la Catedral se quedó sin guía; Sebastián Gamundi cayó de lo alto de un andamio lo cual le produjo la muerte; le sucedió el Ingeniero José de Sierra quien se hizo cargo de los trabajos en el mes de julio de 1790. El Arquitecto Eduardo Quirós ante la desastrosa administración de José de Sierra asumió la dirección de la obra en diciembre de 1794.

Antonio Porta, ingeniero, se hizo cargo de los trabajos con tan mala suerte que al resbalar de un andamio cuando revisaba una bóveda, cayó y quedó parapléjico, sustituyéndole el constructor Pedro García Aguirre quien indicó las fallas en la construcción y su deseo por reparar los errores cometidos; sin embargo no le fue posible continuar pues el Cabildo se opuso; ante ello, se nombró al Arquitecto Santiago Marquí quien procedente de Cádiz arribó a Guatemala en gran pobreza, viviendo los seis años consiguientes en una de las bóvedas de la misma catedral.

El día 15 de marzo de 1815 iniciaron los actos protocolarios de estreno de la Catedral, llevando en procesión, desde la iglesia de Santa Rosa (segunda catedral provisional) la imagen de Nuestra Señora del Socorro, la cual se colocó en el altar principal de su capilla (la misma que trajeron los conquistadores en el siglo XVI a Guatemala).

Aunque la construcción no estuvo terminada en su totalidad, el templo de Catedral fue utilizado para las celebraciones religiosas, ceremonias de cuaresma, jueves de Corpus, actos de Te Deum Landamus oficiado el día 22 de septiembre de 1821, después de la jura de la independencia patria.

Se prosiguieron los trabajos de construcción consistentes en la cimentación de las dos torres frontales, dirigiendo tales obras el Canónigo Provisor Manuel Francisco Barrutia.

El altar fue construido en Francia, su diseño original fue hecho en Guatemala por Miguel y Julia Rivera, dirigido por el Arquitecto de apellido Flement quien se desempeñaba en París como Inspector General de Obras y enviado a Guatemala desde el puerto del Havré hacia el puerto de San José.  El día 23 de julio de 1860 se estrenó el nuevo altar de mármol de Carrara a un costo de 64,860 francos, pues el anterior era de madera dorada y muy grande; parte de éste fue llevado a la iglesia de Santa Rosa donde aún existe.

Los ingenieros Andrés Pedretti y Juan Tonel fueron contratados para la construcción de las torres a un costo de 33,000 pesos, comprando para ello grandes cantidades de piedra tallada en las canteras de El Naranjo, concluidas éstas en el año 1865 dotándolas de las campanas dobladoras y de badajo en el campanario norte.

La Catedral siguió construyéndose poco a poco, y fue 1551 que el Papa Paulo III concedió al Obispo Francisco Marroquín el privilegio de celebrar el AÑO SANTO equiparando esta iglesia con las de Jerusalén, Roma y Compostela, convirtiéndose en la cuarta en tener una copia de las reliquias del Apóstol Santiago.

El 5 de marzo de 1867 se finalizaron de manera total los trabajos de la Catedral; el 5 de junio de 1871 se efectuó la consagración de la campana mayor de la Catedral, conocida como “La Chepona” fundida con el bronce de antiguos cañones españoles que estuvieron en el Fuerte San José.

En el año 1877 el maestro de construcción, Sebastián Rivera terminó de construir el atrio de la Catedral, colocando las estatuas de los cuatro evangelistas esculpidos por el artista guatemalteco Cirilo Lara y que resultaron quebradas y destruidas por el peso de los materiales que les cayeron por el terremoto de 1917.

La reconstrucción de Catedral se inició el mes de agosto de 1919 demoliendo la cúpula y el resto de las torres; el ripio de la Catedral fue depositado en uno de los barrancos en las afueras de la ciudad (hoy 12 avenida de la zona 5)

El Ingeniero Guido Albani constructor italiano considerado especialista en “cemento armado” y pionero de la moderna arquitectura en Guatemala, inició con la ayuda de dos albañiles la reparación de las cubiertas de las bóvedas. La construcción de la bóveda central se hizo con una trama de hierro y cemento Portland freso y de fraguado lento totalmente.

La cúpula se hizo más grande reforzada con hormigón, concreto y hierro para sostenerla con la fuerza de las mismas naves; y las bóvedas laterales fueron terminadas en el año 1924. Las torres de la Catedral fueron construidas por el Ingeniero Domergue a un costo de Q. 22,000.00

LA CATEDRAL EN CONSTRUCCIÓN

LA CATEDRAL EN CONSTRUCCIÓN

En 1934, el relojero Juan Hrdlitzchka, propietario de la Joyería El Sol trajo a Guatemalael regalo que el Arzobispo Luis Dorou y Sure hizo a la Catedral: un reloj de tres carátulas de magnífica exactitud, mismo que sólo dejó de funcionar el día 4 de febrero de 1976 a raíz del violento terremoto que sacudió al país.

El Órgano musical de Catedral fue adquirido a la Casa alemana Walker con aportes de 2/3 de su valor cedidos por el sector cafetalero (trueque); embarcado en Hamburgo y recibido en Puerto Barrios el 5 de marzo de 1937 estrenándose en el mes de septiembre del mismo año. Fue el ingeniero Alfredo Wollburg organero residente en México quien supervisó su traslado y lo afinó.

Organo de Catedral

“Cuando fue hecha la Catedral, las tres puertas de la fachada principal tenían un uso específico: la central se abría solamente para la Misa Mayor y para las grandes solemnidades. Las puertas laterales servían para que por la derecha entraran y salieran las mujeres, y por la izquierda los hombres. Los ostiarios eran los encargados de cuidar que cada uno entrara por la puerta destinada a su sexo”.

Catedral Metropolitana

En diciembre de 1964 por iniciativa de Monseñor Rossell y Arellano se adquirió en Europa un nuevo altar de mármol y el presbiterio con baranda y puertas de bronce forjado.

Templo de Catedral

La Catedral está catalogada como “MONUMENTO NACIONAL” por la emisión del Decreto de fecha 11 de noviembre de 1968. Como consecuencia del terremoto del día 4 de febrero de 1976, el templo sufrió daños y fue restringido el ingreso del público; siendo hasta el día 8 de mayo de 1976 que se informó al pueblo católico sobre la autorización para utilizar de nuevo el templo sin restricciones.

A la presente fecha, la Catedral cuenta con un Museo de Arte religioso y un archivo de documentos eclesiásticos del Arzobispado de Guatemala.

BIBLIOGRAFIA

 

Diseño y Soporte WEB
www.asesoresenweb.com

Carlos Garzaro
(502) 5923-7059
(garzaro.carlos@asesoresenweb.com)

 

 

Elige compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone